THE "CHACHO" CONCEPT

La caída libre de Vesna Vulovic
Inicio
THE "CHACHO" CONCEPT
¿De qué va esto?
¿Quién es quién?
Artículos
Relatos
Guiones
Misterios
Leyendas de la Red
Lista de correo
Tertulia
Taberna
Café Jurfendu
Enlaces
Contacto
Vesna feliz. La procesión fue por dentro

El 26 de Enero de 1972 cayeron  sobre la pendiente rocosa del lago Srbskokamenický los pedazos de un avión Douglas DC-9-32 de la compañía aérea Yugoslava JAT que realizaba la línea regular Estocolmo-Copenhague-Zagreb-Belgrado (vuelo número 364).

 

Aproximadamente a  las 17:00 horas de aquél día se produjo una gran explosión en el compartimento de carga delantero del avión que volaba en esos momentos a unos 10 kilómetros de altitud (10610 Metros) Se ha especulado con la idea de que la explosión fuera provocada por un ataque de terroristas Croatas Ustashas y recientemente con la posibilidad de que fuera a causa del impacto de un misil anti-aéreo checoslovaco.

 

A bordo viajaban 23 pasajeros y cinco miembros de la tripulación. Según los testigos oculares la mayoría de los pasajeros cayeron del avión tras la explosión y sus cuerpos fueron encontrados en el área de la ciudad de Srbská Kamenice. Milagrosamente uno de los pasajeros sobrevivió: La azafata de 22 años VESNA VULOVIC (en el momento de la explosión se encontraba en la sección de cola del aparato. La parte trasera del avión permaneció intacta e hizo las veces de salvavidas al golpear la pendiente nevada y llena de árboles de una montaña en un ángulo favorable).

 

Al lugar del desastre llegaron los bomberos de Srbská Kamenice, que inmediatamente comenzaron las operaciones de rescate. Gracias a su sacrificio personal encontraron con gran rapidez a la gravemente herida Vesna Vulovic (se había roto las dos piernas y estaba paralizada de cadera para abajo). Fue transportada rápidamente al hospital en Ceská Kamenice donde el equipo de operaciones del Doctor Randa la atendió de primeros auxilios. Pasados unos cuantos días fue trasladada a Praga. Su exitosa lucha por la vida fue observada por todo el globo. Permaneció hospitalizada durante 17 meses. Su huida de la muerte no la alejó de su profesión y continuó volando con JAT durante otros 20 años.

 

En 1997, pasados 25 años, Vesna Vulovic regresó al lugar de la tragedia. El 27 de enero, dos horas antes de su llegada a Srbská Kamenice algunos de sus rescatadores se empezaron a reunir en el edificio de las oficinas municipales: El señor Bruno Henke, el señor Zdenek Kubík, el doctor Randa, el señor Mára y varios representantes de la prensa. Tras la llegada de Vesna y de su guía - el embajador de Yugoslavia en la República Checa Djoko Stoicic- se reunió con sus salvadores y con representantes de Srbská Kamenice y Ceská Kamenice y se dirigió al pequeño monumento situado en el lago Srbskokamenický donde depositó un ramo de flores. Después de una liturgia de aniversario en la iglesia de San Wenceslao todos los participantes del encuentro tomaron parte en una comida amistosa en el restaurante "In the Old Store"

 

Según el Guinness de los Records se estima que el cuerpo humano alcanza el 99% de su velocidad terminal de bajo nivel  después de caer durante 573 metros lo cual le lleva entre 13 y 14 segundos. Esto representa una velocidad de 250 kilómetros por hora en condiciones normales de presión atmosférica. La fuerza de la aceleración es constante (la gravedad) mientras que el rozamiento aerodinámico se incrementa de forma equivalente al cuadrado de la velocidad. La línea alcanza una asíntota a los 250 kilómetros por hora aproximadamente.

Vesna, no tan feliz

Si alguno de nuestros contenidos te desasosiega, ofende, o va en contra de tu moral y/o principios presenta todas tus quejas y ponnos a parir aquí
 
 
 
Creada en, por y para el Absurdo por Julio Gómez & Co.